Llegada del tren de mercancías directo entre China y España en la estación logística de Abroñigal en Méndez Álvaro. EFE/Archivo La conexión ferroviaria Madrid-Yiwu (China), la más larga del mundo, que acaba de cumplir dos años, aspira a reducir el sensible desequilibrio entre los contenedores que salen de España hacia China y los que llegan desde el país asiático, que son 17 veces más numerosos. Desde su inauguración de la línea el 18 de noviembre de 2014 -fecha en la que partió el primer convoy desde Yiwu con destino a Madrid- hasta el pasado 20 de octubre, el tren ha realizado 87 trayectos y ha transportado 6.510 contenedores. De ellos, 6.144 partieron de Yiwu a Madrid, mientras que solo 366 contenedores lo hicieron en sentido inverso. En declaraciones a Efe, el presidente de la Fundación para el Intercambio entre Yiwu y España (Fiye), Mao Wenjin, ha explicado que esta “enorme diferencia” se debe a que “el tren en un gran desconocido entre las empresas españolas”. Fuentes de Fiye reconocen que al tren le falta promoción, aunque no pierden la esperanza de convertirlo en una ruta de referencia. “La gran ventaja del tren respecto al barco es que ofre...